El gofio es una harina de cereales tostados originaria de las Islas Canarias que es consumida también en República Dominicana, Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Uruguay, Argentina, Chile  y zonas de África a las cuales exportamos.

Se trata de un alimento prehispánico, de origen bereber, consumido por los aborígenes canarios (guanches) como parte fundamental de su dieta. En Tenerife se le denominaba ahoren, pero era en las islas de Lanzarote y Gran Canaria donde se utilizaba la palabra que se conserva hasta nuestros días.1 Este alimento se consumía con anterioridad a la llegada de los primeros colonos europeos a las Islas Canarias, elaborando los aborígenes canarios gofios de cebada, trigo y también de rizoma (raíz) de helecho. Posteriormente se incorporaron nuevos ingredientes, como el centeno y el maíz (conocido como millo en Canarias y procedente de América). El gofio es una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra al que se le añade una pizca de sal. Cabe destacar que en Venezuela al elaborado con maíz se le da el nombre de fororo.

En épocas de pobreza y carestía, como durante la guerra civil española, el gofio fue, por su riqueza vitamínica y alimentaria, base del sustento del pueblo canario. En los barcos de emigrantes clandestinos que salían de Canarias hacia América, la provisión indispensable era el gofio, ya que podía conservarse durante mucho tiempo en buenas condiciones si se lo disponía al abrigo de la humedad.

El gofio es un alimento que contiene vitaminas, proteínas, fibras y varios minerales indispensables para la dieta diaria. Otro aspecto a tener en cuenta es que no contiene colorantes ni conservantes. Existen diferentes variedades de gofio apropiadas para tipos de dieta, estómagos delicados, niños lactantes, etc.. Además, el gofio es apto para la alimentación de personas que padezcan la enfermedad celíaca, ya que al tostar los granos, las proteínas que contienen aminoácidos glutamida, que son potencialmente formadores de gluten después de la ingesta, se deshidratan y posteriormente se desnaturalizan.
El gofio se presenta actualmente en sacos de diferentes capacidades, desde 500 gramos a varios kilos. Su apariencia es similar a la de la harina pero con un tono más oscuro o amarillento (dependiendo éste de su composición exacta).

FUENTE http://es.wikipedia.org
© 2010 José y Victor Almeida Castellano   Todos los derechos reservados..

Webmaster: Jorge Luis Marrero Diaz..... electro_clima_@hotmail.com